×
×

La Cultura Hacker

 

Un concepto que es muchas veces malentendido de la sociedad y tiene una asociación negativa es el concepto de Hacker. La mayoría de personas piensan en una persona mala que entra a la cuenta de Facebook de otra persona o que de cualquier manera significa un peligro a la seguridad informática. Sin embargo este concepto va más allá.

Actualmente se habla de una cultura de Hacker que aún es un concepto desconocido. Las personas que pertenecen a la dicha cultura tienen distintas características a los demás. Estas personas siempre tienen un feroz hambre de aprender cosas nuevas, no solamente en el área de programación y tecnología pero en todo que les interesa. Son apasionadas y siempre están curiosas. No les impresiona si alguien es rico, tiene una familia respetada de la sociedad o qué apellido tienes. Lo que sí les importa es que puedes hacer y crear cosas impresionantes, que tienes la capacidad de resolver problemas y ofrecer soluciones extraordinarias a problemas.

Los hackers no renuncian. Aunque fracasan a veces siguen para adelante corrigiendo sus errores en el camino, aprendiendo y al final llegando a su solución. Si fracasan no dan la culpa a un tercero sino piensan que la culpa es la suya y analizan qué hice mal. Este tipo de personas no hablan más de lo necesario; dan más importancia a lo que hacen.

Los hackers pertenecen a comunidades que comparten sus ideas y valores y les gusta aprovechar de distintas capacidades y habilidades para llegar a soluciones creativas y buenas. En esas comunidades no existen jerarquías y todos trabajan en una manera muy horizontal. Se respeta cada uno y sus talentos y habilidades.

Se involucran en causas que les apasionan para buscar solucionar problemas actuales. Estas personas tienen una mentalidad de resolver problemas y compartir las soluciones a otras personas pero también esperan que los demás hacen lo mismo para ellos. Los hackers son personas que no esperan hasta que alguien les diga qué hacer sino toman su propia iniciativa en hacer cosas. Sobre todo se divierten en el proceso de aprender y resolver problemas. Nunca harían algo que no les parece divertido o que no les da curiosidad.

Los hackers no son superhéroes ni son humanos perfectos. Pero están en constante  actualización y buscan mejorar el mundo ofreciendo soluciones a diversos problemas y nos facilitan la vida no sólo en el campo de la  tecnología, sino también en medicina, economía, política y muchas más áreas. Necesitamos más hackers para mejorar nuestro mundo.